Uso de la flor de Jamaica como Antihipertensivo


 Hisbicus sabdariffa

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) encontró que para fines del siglo XX, en Latinoamérica, la enfermedad cardiovascular sola, había sido la responsable del 50 % de las muertes de enfermedades no comunicables y del 31 % del total de todas las muertes. (1)

Esta enfermedad también se ha asociado a enfermedades bases como lo es la diábetes y muchos son los tratamientos propuestos para la prevención, control y erradicación de ella.

LA flor de Jamaica ( Hibiscus sabdariffa) se ha utilizado con gran auge en el tratamiento de muchas enfermedades, incluidas las mencionadas anteriormente.

En estudios reportados por Diane McKay (2) y publicados por Rosalie Marion Bliss
November 10, 2008 en el sitio WEB de departamento de Agricultura de Estados Unidos (United States Department of AgricultureAgricultural Research Service, ARS) se presentan los resultados de un estudio(2008) que muestra el efecto hipotensor del té de Flor de Jamaica. Este trabajo se presentó en la conferencia de New Orleans de la Sociedad Americana del Corazón.

El grupo de estudio cuyos valores tensionales iniciales estaban entre 120-150 mm Hg (valores Systólicos) y 95 mm Hg  o menos (valor Diastólico) mostraron variaciones importantes en la disminución de los valores sistólicos contra disminuciones leves en el caso del grupo control (consumía agua con colorantes que simulaban el té de Jamaica).

En un subgrupo de este estudio y que tenía valores mas altos (129 mm Hg o superior)  la caida de los valores fueron mayor,  13.2 puntos en la Sistólica y 6.4 puntos en la Diastólica.

De este estudio se concluyó que la variación es importante y muestra tendencia a producir un efecto hipotensor o anti hipertensivo, pero que requiere mayor profundidad y amplitud en futuras pruebas clínicas para su difusión como tratamiento estandarizado en el tratamiento de cuadros Hipertensivos.

Este estudio habla entonces del uso beneficioso del consumo de tres tasas de té de flor de Jamaica el dia.

Referencias (ingles)

1.- http://ipcam.com.ve/enfermedad-cardiometabolica/enfermedades-asociadas/epidemia-de-enfermedades-ca.html

2.- http://www.ars.usda.gov/is/pr/2008/081110.htm

Nota del autor del presente artículo: Aunque el estudio no hace mención al efecto diurético  de este té hay que advertir que se debe prestar atención a aquellos pacientes con insuficiencia renal o problemas renales en general, ya que podría empeorar su condición por el efecto diurético de la flor de Jamaica. Este artículo no sugiere el reemplazo o abandono de cualquier tratamiento médico que el lector tenga indicado, consulte con su terapeuta de confianza.

 

Agua con Sabor: Y donde está la Jamaica?


Autor: Harold Reyes

Estas líneas representan mas que un tema de investigación un simple llamado de atención a los consumidores.

Hace poco me encontraba con mi esposa y por uno de esos “antojos” tuvimos la tentación de probar una bebida con sabor, de la cual muchos amigos recomendaban su agradable sabor “ácidito”, como la bebida natural.

Y allí estábamos catando la bebida , de inmediato el sabor a edulcorante, el cual es desagradable para mi, me hizo leer la etiqueta con los ingredientes de la famosa bebida, acá se las presento:

Agua, Ácidos tartárico y cítrico como acidulantes, Polifosfato de sodio y EDTA como estabilizantes, Benzoato de sodio y sorbato de potasio como preservantes, Citrato de Sodio como regulador de acidez, Aspartame y Acesulfame K cmo edulcorante (E 950), Saborizantes IDENTICOS A LOS NATURALES, Colorantes artificiales. Fenilcetonúricos: contiene Fenilanalina, contiene  Tartracina (amarillo No 5)

Nota: Saben los consumidores si son fenilcetonúricos? Incapacidad de manejar la fenilanalina por falta de enzimas específicas.

Esto es lo que dice la etiqueta y de inmediato me pregunté Y LA JAMAICA, DONDE QUEDÓ? bueno la respuesta mas cercana a la realidad es que la Flor quedó en el nombre que tiene la etiqueta y la foto de la supuesta flor de jamaica.

Digo supuesta pues, la foto impresa corresponde a una cayena, de la misma familia (malváceas) de la flor de Jamaica, pero que sin embargo no corresponde a la jamaica (Hisbicus sabdariffa), especie utilizada  para la preparación de bebidas frías e infusiones con fines terapéuticos de forma natural.

En definitiva un llamado a los consumidores a estar pendientes de lo que es ofrecido y lo que en realidad se está consumiendo.

Este artículo no es, de ninguna manera , un llamado alguno al no consumo de este producto, simplemente una observación de una realidad y que cada quien asuma su responsabilidad en consumir lo que su conciencia y conocimiento le dicte.

Es mi convicción personal que en el manejo adecuado de la información está el secreto de una vida mas sana.

En la inmensa bibliografía que se puede consultar sobre el uso de químicos siempre se hace uso de las aprobaciones de la OMS, FDA, Comunidad Europesa, etc, etc. Lo que muchas veces no se dice de estas aprobaciones es que las cantidades máximas recomendadas como no nocivas para la salud, parecieran no considerar las cantidades de alimentos que contienen dichos químicos. Para decirlo en lenguaje coloquial, se puede consumir un “poquito”, pero cuantas veces y en cuantos productos de consumo masivo está presente ese “poquito”?, cuantas botellitas de esa agua con sabor se consume? cuantos helados y caramelos diarios consumen nuestros niños? Allí esta la controversia. Salud – Comercio? Hasta cuando soportará el hombre esos “poquitos”?

Para los interesados en profundizar un poco en las “propiedades de uno de los componentes indicados en la etiqueta

Tartrazina

Saludos.

Harold Reyes